17 Mar 2018

BY: Andrea Lardani

Uncategorized

Comments: No hay comentarios

¿Por qué en el avión primero debemos ponernos la máscara de oxígeno los adultos para luego colocarla a los niños?

Si los adultos no estamos bien, es difícil ayudar a que nuestros niños y adolescentes estén bien. La promoción y el cuidado del bienestar en los equipos docentes y directivos es una pieza clave para lograr ambientes educativos saludables y de alta calidad.

Beneficios

Desde hace siglos, los investigadores en medicina, psiquiatría y psicología invierten grandes sumas de dinero en buscar los mejores tratamientos para curar las enfermedades del cuerpo y la mente. Afortunadamente ha habido avances estupendos en esta dirección y los seguirá habiendo. Pero aún hay mucho por hacer para generar estilos de vida saludables que ayuden a evitar la aparición de enfermedades, adicciones, trastornos psicológicos y psiquiátricos. Enseñar a los chicos a elegir hábitos saludables desde pequeños es primordial para reducir las chances de enfermar y los equipos docentes tienen una gran oportunidad de hacerlo. Los colegios que invierten en el bienestar de sus educadores logran:

  • Mejorar sus estilos de vida para que puedan ser transmisores de un mensaje creíble y coherente.
  • Incrementar la energía, motivación y concentración en el trabajo.
  • Incentivar relaciones interpersonales positivas con sus alumnos, padres, compañeros y directivos.
  • Reducir sedentarismo, sobrepeso, obesidad, tabaquismo, consumo de alcohol, tendencia a la automedicación, etc.
  • Prevenir síntomas de depresión, ansiedad, estrés y burnout
  • Aumentar los niveles de retención de sus equipos docentes
  • Disminuir el ausentismo
  • Reducir las licencias por enfermedad que ocasionan gastos en suplencias.

 

¿Cómo empezar?

Diseñar un Programa a medida, alineado a la cultura y necesidades de cada colegio, es lo más conveniente para lograr participación y buenos resultados. Se programan reuniones para recabar información y expectativas para así armar un plan de acción.  A través de un equipo profesional interdisciplinario se brindan talleres presenciales y online sobre diferentes temáticas relacionadas con la salud y el bienestar. La posibilidad de realizar consultas telefónicas con los profesionales para plantear sus situaciones particulares y avanzar en el cambio de hábitos es una forma de colaborar con la incorporación de hábitos más saludables.

Lograr que los adultos tengan estilos de vida más saludables es el camino hacia niños y adolescentes con mayor bienestar.

Lic. Andrea Lardani