24 Ago 2021

BY: María Migali

Sin categoría

Comments: No hay comentarios

LA RESILIENCIA ES UNA HABILIDAD NECESARIA PARA GENERAR ORGANIZACIONES ÁGILES E INNOVADORAS.

Resiliencia: ¿Qué es y por qué es importante?

La resiliencia es una habilidad que cualquier persona puede aprender y desarrollar. Esta nos permite, adaptarnos a entornos complejos, cambiantes y desafiantes, aprendiendo de estos para recuperarnos con cambios positivos.

En relación con esto, el autor de Building Resilient Organizations (1), Dean Robb, sostiene que las organizaciones resilientes se caracterizan por: “la capacidad de crear y disolver estructuras, proporcionar seguridad en medio del cambio, gestionar las consecuencias emocionales del mismo, y aprender, desarrollarse y crecer ante las dificultades”.

¿Cómo responder a cambios inesperados?

Nos encontramos en un ambiente donde el cambio es una constante, por lo que, reiteradas veces nos enfrentamos a nuevos y repentinos desafíos, en entornos desconocidos e inciertos. De esta manera, es necesario desarrollar la resiliencia para poder responder y adaptarnos con flexibilidad y agilidad, con una actitud positiva y proactiva.

Empleados resilientes tienen mayor:

compromiso, productividad, satisfacción laboral, capacidad para adaptarse al cambio y para aprender de las dificultades.

LÍDERES PROMOTORES DE RESILIENCIA

¿Cómo desarrollar la resiliencia en el equipo de trabajo?

Promocionar un entorno constructor de la autoeficacia

“Yo quiero, yo puedo y voy a lograr alcanzar mis metas”

Los líderes pueden:

  • Promocionar un entorno de trabajo justo e inclusivo donde todos puedan sentirse seguros y apoyados en su trabajo.
  • Establecer expectativas justas.
  • Brindar comentarios constructivos, reconocer los logros y generar confianza en el equipo.

Fomentar la comunicación y el feedback

La comunicación efectiva comienza con la escucha

Los líderes pueden:

  • Mejorar habilidades de escucha activa y solicitar feedback.
  • Generar reuniones de equipo regularmente para conversar sobre los progresos, los éxitos, los desafíos y brindar apoyo.
  • Ser positivos y alentadores, y comunicar claramente las expectativas, decisiones y objetivos laborales.

Tener en cuenta un sentido de propósito

¿Cuáles son los objetivos? ¿Hacia dónde? ¿Cuál es el destino?

Los líderes pueden:

  • Ser transparentes y explicar el fundamento de las decisiones importantes.
  • Buscar el feedback del equipo y brindarles oportunidades para escuchar sus objetivos, proyectos, pensamientos o ideas. Esto permitirá que haya mayor compromiso y productividad.

Manejo emocional

Reconocimiento y manejo de las propias emociones para poder gestionar las relaciones entre compañeros de trabajo y clientes.

Los líderes pueden:

  • Cambiar de perspectiva y replantear el problema desafiante desde una perspectiva objetiva. ¿Tiene sentido sentirse así? Abordar el problema en un estado mental claro y más positivo.
  • No reaccionar ante el problema sino resolver pensando en herramientas/recursos. Es importante tener en cuenta que los errores son parte de la experiencia humana. Una etapa difícil puede ser una oportunidad.
  • No quedarse atrapados en problemas y practicar atención plena. Salir del bucle mental interno, cambiar el enfoque al externo. Para esto, puede servir, concéntrese en la respiración, mencionar tres cosas que vea o tomarse un descanso.

Nuestros profesionales pueden ayudarte a enfrentar mejor la adversidad y desarrollar tu resiliencia.

¡Contáctanos!

Side bar