02 Feb 2020

BY: Andrea Lardani

Sin categoría

Comments: No hay comentarios

La incertidumbre es el sentimiento generado por la información escasa y/o imprecisa que nos impide predecir. La vida está llena de situaciones inciertas. No sabemos con total seguridad si mañana va a llover ni si nuestro avión va a despegar en horario, por ejemplo. La incertidumbre se transforma en un estresor si percibimos que estamos corriendo algún riesgo o amenaza y que no contamos con los recursos para defendernos.  La posibilidad de una tormenta eléctrica puede estresarnos si estamos navegando lejos de la costa por primera vez, pero no será una preocupación si estamos en casa mirando por la ventana. En este sentido, la incertidumbre económica podría afectarnos negativamente si percibimos que nuestra estabilidad está en riesgo y que no podemos hacer nada al respecto. A largo plazo, si la sensación de amenaza e impotencia se perpetúa podríamos comenzar a tener síntomas de estrés tales como ansiedad, irritabilidad, desgano, contracturas musculares, problemas digestivos, entre otros.

El papel de los líderes

Los líderes y directivos son figuras clave, aún más en tiempos inciertos. Quieran o no, los líderes siempre influyen en el clima de sus equipos. Es importante evitar dar mensajes que aumenten la incertidumbre y la sensación de impotencia. Las comunicaciones poco claras o la información escasa por parte de la empresa aumenta aún más la sensación de inestabilidad en los colaboradores. Ya tienen suficiente con lo que escuchan en los medios de comunicación. Para combatir la sensación de impotencia, es importante que los referentes de la organización no pierdan la esperanza. Si la pierden, sus equipos también la perderán. Transmitir que siempre hay algo que se puede hacer, aunque sea pequeño, para seguir navegando y protegerse de las posibles tormentas eléctricas es fundamental.

¿Qué pueden hacer las empresas?

Las empresas pueden dar seguridad a sus empleados poniendo el foco en las certezas de la compañía, en todo aquello que no cambiará a pesar del contexto.  Delimitar la incertidumbre para que no invada todas las áreas, iluminando lo que es estable y seguro, aunque sean cosas simples como los horarios, las tareas, los festejos, las reuniones, etc.  Estas pequeñas islas de certidumbre serán una base firme para hacer frente a las incertidumbres.

Contar con un Programa de Asistencia al Empleado (PAE) es otra forma de colaborar con los empleados. Muchas empresas en Latino América deciden contratar este recurso justamente en tiempos de crisis o incertidumbre. El PAE es un servicio de asesoramiento profesional gratuito y confidencial para los empleados y sus familias. El servicio está enfocado a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y grupo familiar.  Incluye asesoramiento profesional en las siguientes áreas

ASESORAMIENTO PSICOLOGICO FAMILIAR. Psicólogos especializados brindan asistencia vía telefónica, online o presencial. Algunos ejemplos de motivos de consulta: Ansiedad, tristeza, duelo, estrés, problemas de pareja, crianza de hijos, conflictos familiares, balance vida personal laboral, temas de expatriación, entre otros.

ASESORAMIENTO FINANCIERO/CONTABLE. Contadores brindan orientación telefónica en temas como: Refinanciación de deudas, información para la obtención de créditos / préstamos, Planificación del presupuesto personal, Jubilaciones / Pensiones / Retiro, Temas impositivos, Tarjetas de crédito.

ASESORAMIENTO LEGAL. Abogados brindan orientación telefónica sobre temas como: Divorcio, cuota de alimentos, contratos de alquiler, contratos de compra venta de inmuebles, sucesiones, defensa al consumidor, compraventa de automóviles, infracciones de tránsito, etc. Importante: Consultas en todos los fueros jurídicos, con excepción de las consultas legales laborales.

¿Qué pueden hacer los empleados ante la incertidumbre?

Los empleados pueden informarse, asesorarse, para contar con más recursos para hacer frente a las posibles amenazas contra su estabilidad. Si cuenta con un PAE en su empresa, puede consultar con un profesional del área financiero contable, por ejemplo.  Esto sería una forma de ocuparse en lugar de preocuparse. Si presenta síntomas de estrés, puede consultar con un psicólogo del PAE para contar con más recursos personales para manejar los estresores.

Realizar actividades placenteras y para las cuales uno tiene talento, como practicar un deporte, es una manera de aumentar el bienestar durante tiempos inestables. Focalizar en las áreas estables de la vida, como la familia y amigos, como forma de ganar fuerza para seguir adelante durante tiempos inciertos.  En síntesis, descubrir y generar nuestras propias “islas” de certidumbre durante la incertidumbre puede hacer la diferencia.

Lic. Andrea Lardani

Grupo Wellness Latina

Directora

 

 

Side bar