22 Nov 2021

BY: Andrea Lardani

Servicios

Comments: No hay comentarios

Existen diferentes supuestos sobre la presión y estrés en el mundo organizacional. Muchas compañías consideran que presionar a los trabajadores los lleva a producir más, mejor y más rápido. Sin embargo, este tipo de culturas tienen costos ocultos. Algunos de estos costos son, por ejemplo, mayor ausentismo por estrés laboral, más accidentes laborales y más licencias médicas. Cuanto más baja es la jerarquía del trabajador, más negativas las consecuencias.

Los ambientes de trabajo que generan tensión y temor, a largo plazo producen disminución del compromiso laboral. El compromiso laboral está asociado con sentirse valorado, seguro, respetado y apoyado. Las empresas con falta de compromiso laboral tienen 37% más de ausentismo, 49% más accidentes y 60% más errores. Las organizaciones con bajo nivel de compromiso laboral también tienen 18% menos productividad y 16% menos de ganancias (datos de Queens School of Business y  Gallup Organization)

Cultura Positiva

Cada vez hay más evidencias en psicología positiva organizacional que demuestran que un ambiente de trabajo positivo genera beneficios significativos tanto para los empleadores como para los colaboradores.

Una cultura positiva y saludable debe tener las siguientes seis cualidades:

  • Interés por los demás.
  • Apoyo mutuo, dar soporte, amabilidad, y compasión.
  • Evitar culpabilizar y perdonar errores.
  • Inspirarse mutuamente en el trabajo.
  •  Enfatizar que el trabajo tenga sentido para cada uno.
  • Tratarse con respeto, confianza, agradecimiento e integridad.

¿Qué pueden hacer los líderes para fomentar una cultura de trabajo positiva?

1. Promover conexiones sociales. Los estudios demuestran que las conexiones sociales positivas en el trabajo producen resultados favorables. Por ejemplo, las personas se enferman menos, se recuperan más rápido de cirugías, se deprimen menos, aprenden más rápido, toleran mejor la incomodidad y tienen mejor desempeño.

2. Mostrar empatía.  Los líderes tienen un gran impacto en los sentimientos de los empleados.  Los líderes que demuestran empatía y compasión hacia los empleados promueven la resiliencia individual y grupal en tiempos desafiantes.

3. Incentivar que hablen – especialmente de sus problemas. Sentir confianza y seguridad en el líder mejora el desempeño de los empleados. Cuando los empleados sienten confianza en lugar de miedo, se incentive el aprendizaje y el espíritu de experimentación que es fundamental para la innovación.

Conclusión

Las culturas organizacionales positivas son más exitosas a largo plazo porque aumentan las emociones positivas y el bienestar de los colaboradores. Esto a su vez, mejora las relaciones interpersonales y amplifica las habilidades, así como la creatividad. Los ambientes trabajo positivos atraen a los empleados y los fideliza haciendo que pongan en práctica sus fortalezas. Las organizaciones que desarrollan culturas positivas logran niveles más altos de efectividad en diferentes áreas como financiera, satisfacción del cliente, productividad y compromiso laboral de los empleados.

Consulte sobre nuestros Programas de Asistencia al Empleado y de Bienestar para generar una cultura positiva en su organización.

Referencia:

  • Emma Seppälä and  Kim Cameron. Proof that Positive Work Cultures are more Productive. Harvard Business Review  (December, 2015)
Side bar