niño estresado 21 Jun 2021

BY: Andrea Lardani

Sin categoría

Comments: No hay comentarios

Los jóvenes experimentan estrés por diversos motivos. Un poco de estrés puede ser positivo, pero demasiado estrés es angustiante. Reconocer las señales emocionales o conductuales es importante para identificar problemas potenciales.

Tanto los jóvenes, como los adultos, experimentan estrés. El estrés puede provenir de una variedad de razones que incluyen lograr un buen desempeño en la escuela, hacer y mantener amistades o manejar las expectativas percibidas de sus padres, maestros o entrenadores. Algo de estrés puede ser positivo, ya que proporciona la energía para afrontar una gran prueba, presentación o evento deportivo. Sin embargo, demasiado estrés puede crear dificultades y desafíos innecesarios. Los adultos a veces pueden no darse cuenta cuando sus niños o adolescentes están experimentando sentimientos abrumadores de estrés. Reconocer las señales emocionales o conductuales es importante para identificar problemas potenciales y acercarse al adolescente para brindarle orientación y apoyo para superar con éxito los momentos difíciles. A continuación, presentamos algunos consejos sobre formas de reconocer posibles signos de estrés.

Esté atento a los cambios negativos en el comportamiento

Los jóvenes de todas las edades, pero especialmente los niños más pequeños, pueden tener dificultades para reconocer y verbalizar cuando están experimentando estrés. Para los niños, el estrés puede manifestarse a través de cambios en el comportamiento. Los cambios comunes pueden incluir actuar irritable o malhumorado, apartarse de las actividades que solían darles placer, expresar preocupaciones de forma rutinaria, quejarse más de lo habitual sobre la escuela, llorar, mostrar reacciones de miedo sorprendentes, aferrarse a un padre o maestro, dormir demasiado o muy poco. o comer demasiado o muy poco. Los adolescentes, si bien pasar más tiempo con sus amigos y confiar en ellos es una parte normal del crecimiento, evitar significativamente a sus padres, abandonar amistades de mucho tiempo por un nuevo grupo de compañeros o expresar una hostilidad excesiva hacia los miembros de la familia, puede indicar que el adolescente está experimentando un estrés significativo. Si bien el comportamiento negativo no siempre está relacionado con el estrés excesivo, los cambios negativos en el comportamiento casi siempre son un indicador claro de que algo anda mal. 

Comprender que “sentirse enfermo” puede ser causado por el estrés.

El estrés también puede aparecer en síntomas físicos como dolores de estómago y dolores de cabeza. Si un niño se queja de dolores de estómago o de cabeza frecuentes (cuando su médico ha confirmado que está bien de salud), o si estas quejas aumentan en ciertas situaciones (por ejemplo, antes de una prueba importante) puede que el niño esté experimentando un nivel estrés elevado.

Esté al tanto de cómo su hijo interactúa con los demás.

A veces, un niño o un adolescente puede parecer el mismo que siempre en casa, pero comportarse de manera inusual en otros entornos. Es importante que los padres se relacionen entre sí para saber cómo le está yendo al niño o adolescente en el mundo que los rodea. Además de comunicarse con otros padres, estar en contacto con maestros, directivos y profesores de actividades extracurriculares puede ayudar a los padres a estar al tanto de cualquier fuente de preocupación.

Escuchar y traducir

Debido a que los niños a menudo no están familiarizados con la palabra estrés y su significado, pueden expresar sentimientos de angustia a través de otras palabras como “preocupado”, “confundido”, “molesto” y “enojado”. Los niños y adolescentes también pueden expresar sentimientos de estrés al decir cosas negativas sobre ellos mismos, los demás o el mundo que los rodea (por ejemplo, “No le agrado a nadie”, “Soy estúpido”, “Nada es divertido”). Es importante que los padres escuchen estas palabras y declaraciones y traten de averiguar por qué su hijo las dice y si parecen indicar una fuente o fuentes de estrés.

Busque apoyo

Los padres, los niños y los adolescentes no necesitan afrontar el estrés abrumador por sí mismos. Si a un padre le preocupa que su hijo presentando síntomas de estrés, puede ser útil consultar con un profesional especializado en niños y adolescentes. Dicho profesional ayudará a los padres poner en práctica diferentes estrategias para apoyar al niño ante esta situación.

Fuente: 

American Psychological Association:

https://www.apa.org/topics/stress/children?utm_source=linkedin&utm_medium=social&utm_campaign=apa-stress&utm_content=signs-stress-kids-teens

Side bar